LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

martes, 18 de febrero de 2014

FAQ: Cómo salir de un bloqueo


Cómo salir de un bloqueo


A todos los escritores nos pasa en algún momento que nos quedamos «trabados». Estamos escribiendo bien, y de repente no sabemos cómo continuar con nuestra historia, no podemos escribir una palabra más. A veces, esto no implica nada más que el cierre de una sesión de escritura: es un bloqueo pequeño, probablemente producto del cansancio mental, del que nos recuperaremos con una noche de sueño o un rato de ocio (las actividades mentales, como el estudio y la escritura misma, suelen ocasionar este mal); simplemente, enfrentando el escrito en otro momento lo superamos, aunque en el momento nos frustremos.

Otras veces, el problema no tiene tan fácil solución, porque no tiene tanto que ver con nosotros, nuestro estrés o nuestros problemas personales o emocionales (que también pueden influir), sino más bien con la historia. Por eso, la primera recomendación ante un bloqueo es tratar de identificar qué tipo de bloqueo tenemos. ¿No podemos escribir nada de nada? ¿O nos cuesta escribir sólo ese fic? Muchas veces, no sabemos cómo continuar porque no sabemos exactamente qué debería pasar. Esto es un problema de planeamiento; suele ocurrir cuando escribimos a ciegas, con ideas vagas o escenas sueltas, tal vez conociendo qué sucesos vamos a desarrollar, pero sólo superficialmente. 
 

«OK, este es mi problema, reconozco que mis ideas no son sólidas. ¿Cómo lo soluciono?».

Solidificándolas, pues. Antes de llevar las ideas al papel, siempre es bueno esquematizarlas, en especial, indicando relaciones causa-efecto. No te preocupes si no lo has hecho: nunca es tarde para trazar las líneas que antes pasaste por alto, aunque eso implica idear las posibles formas de continuar la historia para orientarla más o menos hacia lo que deseamos que ocurra. No es necesario rebanarse los sesos, porque raramente hallaremos la salida en tiempo récord como queremos, y darle vueltas al asunto día y noche tampoco es del todo productivo, porque son altas las probabilidades de que nos hartemos y en verdad hay que tomarlo con calma. Es cierto que a veces las soluciones parecen caer del cielo mientras hacemos otras cosas totalmente distintas, pero precisamente eso suele pasar porque estamos haciendo otras cosas y no presionándonos todo el tiempo para sacar esa idea a la luz.


«Pero no se me ocurre nada...». 
 

Puedes estimular tu creatividad viendo otras historias a través de películas, series o libros, o incluso escribiendo otras cosas: no necesariamente otras historias, no necesariamente literatura. (Yo escribo para este blog. Ya decía Bukowski que escribir sobre el bloqueo del escritor es mejor que no escribir nada).

No solemos recomendar pedir ideas a los demás, pero si uno sabe cómo tomar con pinzas las palabras de otros, puede venir bien, por lo menos para hablar del asunto. No tiene que ser con un ser humano: cuéntale a tu perro o a una zanahoria lo que quieres escribir; en medio de tu «desahogo» puede aparecer la solución.

Volver al principio también es bueno: relee tu historia, desde la primera palabra si es necesario. Para cuando alcances la última línea escrita, deberías recordar por qué te entusiasmó escribir esto y deberías estar metido/a nuevamente en la historia, y de allí deberías poder continuar. Si no puedes, repasa mentalmente lo que acabas de leer: ¿va todo por la línea de tus deseos? Comprueba que no te has desviado de tu meta o de tu idea inicial, esa que realmente te motivó a escribir. Y si es así, reorienta la historia tras ubicar el momento en que empezaste a «desvariar». Busca la frase o el párrafo donde empezaste a trabarte, apártarlos presionando Enter hasta que desaparezcan de tu vista, y trata de retomar la historia desde allí. Si no funciona, vuelve a poner esa frase o ese párrafo donde estaba (a menos que estés satisfecho con la nueva versión). Tal vez el problema esté en otra parte (en otro párrafo, o...).


«La idea está ahí, pero no sé cómo desarrollarla». 
 

Ensaya posibles frases y párrafos. Tarde o temprano, escribirás uno que te parezca adecuado y querrás continuar a partir de ahí, y terminarás desenvolviendo la historia como un ovillo de lana. Recuerda que siempre puedes escribir otras versiones si no estás conforme con los resultados, y que la inspiración siempre debe atraparte mientras escribes. Pero si ni siquiera lo intentas...

No olvides que leer nunca está de más, pues otros escritores pueden plasmar ideas de formas que a ti no se te habían ocurrido, o que pueden funcionar como «disparadores» para que crees tu propio método.


«No, yo simplemente estoy bloqueadx. La idea está ahí y sé cómo plasmarla, pero me la paso procrastinando».


No estás bloqueado/a; lo que tienes es miedo, y el bloqueo es la excusa para no escribir. Eres perfeccionista y temes no poder escribir esa historia con esa perfección que buscas, o eres inseguro/a de tu capacidad y crees que saldrá horrible. Si no procrastinas porque tu cerebro precisa un descanso (ve el primer párrafo de esta entrada), lo haces porque tienes miedo de tu historia, de enfrentar el desafío que implica el papel o el archivo en blanco. Recuerda, primero, que la perfección no existe. Asúmelo y ponte a escribir, porque peor que escribir feo es no escribir nada en absoluto: podemos embellecer un escrito con práctica y ediciones, pero no podemos hacer nada sobre un escrito fantasma. Acepta que escribir es difícil y, muchas veces, frustrante: no entres en pánico por ello. Tampoco intentes estar al nivel de nadie. Y si realmente no quieres abandonar tus historias, simplemente ve a escribirlas. Y si no puedes... relee esta entrada.










Cuando se les preguntó sobre los métodos que cada uno utilizaba para salir del bloqueo, lxs autorxs de nuestro grupo de Facebook recomendaron:



Inventar historias mentalmente hasta que den ganas de escribir.

Escuchar música.

Reflexionar acerca de personas y situaciones reales.

Leer.

Salir a caminar.

Buscar imágenes relacionadas a lo que escribes.

8 comentarios :

Oh, yo justo estoy pasando por algo así, tengo meses sin lograr escribir y debo admitirlo, es falta de confianza. Tengo la idea, mi borrador lleno de apuntes pero a la hora de la verdad, nada. Me desmotivo, mi cabeza está llena de pensamientos como "Escribo horrible, debería dejarlo".
Pero también el no escribir me hace algo de daño, me siento vacía y muy inquieta, supongo que necesito tener más confianza en mí misma pero es dificil.
Igual, lo que leí me ha hecho reflexionar y poder darme cuenta de mi error. Gracias por la nota, supongo que después de meditar un poco más le daré otra leída ^^

Esto siempre me pasa... Y como ya me han dado la solución esta ha sido la entrada más útil para mí :D

HOLA ^^
Muy bueno el artículo. De hecho todos los artículos que publican.

Aunque soy más del tipo 1 (crear historias a base de lluvia de ideas) recientemente tengo el problema del tipo 2 con dos FFics que escribo.
En uno de ellos, soy capaz de reescribir hasta 11 veces un solo capítulo...mientras que el otro fic, solo está en mi cabeza y no puedo escribir los capítulos y eso que ya está por terminar, yo creo que se debe a que es mi 1mer fic,.. cuando me di cuenta de mi falta de consistencia (soy escritora amateur) decidí comenzar con lo básico, en mi humilde opinión. ONESHOTS...
Leer este artículo, es como enfrentarme a mí misma. Y admitir la realidad que me esfuerzo por negar.

Muchas Gracias por todo! Cuidense para no enfermar.

Muchas gracias. Sus consejos son siempre muy buenos y alentadores *----* Sigan asi por favor....

Siempre me pasa y a veces suele ser odioso. Mis ideas tampoco son muy sólidas.

Graciaaaaaaaaaaaaas, tus consejos son muy buenos.

Tengo un bloqueo de tipo 3 y 4, más 4 que 3. Es mi temor debido a mi inexperiencia y a mi perfeccionismo. Temo que mi escrito no llegue a tener altura, que no alcance el nivel que deseo, que a nadie le guste y se convierta en un terrible desperdicio de tiempo. Asimismo, no logro encontrar la forma adecuada para darle vida a la trama.

Espero pronto poder salir, ya me estoy desesperando del querer y no poder.

Hola. Leí tu artículo y me sentí muy identificada con él. La verdad es que tengo un parón muy largo en un capítulo de mi fic, luego de haber escrito al menos cinco capítulos de un tirón - previos a éste -, y estoy muy frustrada, porque sé lo que quiero escribir pero no sé cómo hacerlo. Tengo la idea, pero no sé como expresarla; y he estado tirando flechas, construyendo diferentes comienzos para el capítulo, sin mucho éxito.

Tengo muchas ganas de continuar el fic y terminarlo como Dios manda, ¡así que espero que este bloqueo se me pase pronto!

Publicar un comentario en la entrada