LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

sábado, 14 de diciembre de 2013

Cómo manejar una crítica


     Cuando te dedicas al fanfiction todo empieza como un precioso y apasionado romance. Es por el gusto de hacerlo y nada más. En consecuencia, aspectos tales como ortografía, gramática y redacción son palabras que no conoces ni tomas en cuenta hasta mucho después —en mí caso fue así— cuando alguien más te lo hace notar.

     Después de un tiempo de escribir, tú misma vas tomando en cuenta ciertos detalles para mejorar tu escritura: el guión, las comas, la redacción, coherencia, orden, etc. Pero no es lo mismo darte cuenta de tus errores a que alguien más te los haga notar. 

     Particularmente, estoy acostumbrada a que mis lectores comenten cuánto les gusta una historia y lo ansiosas o ansiosos que están porque la continúe. Rara vez, si no es que nunca, he encontrado comentarios que juzguen la estructura general del texto, los fallos en el uso del guión o la manera inadecuada de usar los signos de puntuación. 

     Por lo anterior, el día que la primera crítica llegó evidenciando mis fallos, la depresión que me aquejó fue fuerte y duradera. Fue un golpe a mi ego, totalmente. Me enojé, me frustré y quise decirle un par de cosas a la persona que tan duramente había criticado mi escrito sin saber cuánto esfuerzo le había invertido. Pero no pude hacerlo, porque sencillamente tenía razón y, además, compartió información adecuada que me podía ayudar a solucionar esos fallos.

     Así, para tomar las críticas de manera adecuada, primero debemos ser conscientes que no somos perfectos y que todas las personas en cualquier ámbito cometen errores. Eso no debe frustrarnos ni molestarnos, pues todo en la vida requiere de un constante proceso de retroalimentación y aprendizaje para ir mejorando. Si bien el modo en el que la persona lo diga a veces puede no ser el adecuado, debemos enfocarnos en lo que puede ayudarnos a mejorar nuestra manera de escribir.

     Si, como yo, algún día quieres ser profesional debes empezar a manejar de manera positiva las críticas a tu trabajo, pues éstas siempre van a existir. A raíz de lo que me sucedió a mí, detallaré un par de sencillos pasos para extraer lo mejor de ellas:

1.- Respira profundamente y deja la emoción de lado por un momento.

2.- Escucha o léela con atención.

3.-Si la crítica es constructiva, después de evidenciar los «errores» o «defectos» en el escrito, puede haber una propuesta o posible solución para corregir o mejorar el aspecto destacado. Si desafortunadamente no lo es, tampoco te desanimes y te ofusques: hasta de ellas se puede aprender ¡Y no sabes cuánto!

4.- Desmenúzala a detalle y toma todos los aspectos que consideres importantes para mejorar tu manera de escribir.

5.-Agrúpalos por categorías e investígalos en cuanto tengas oportunidad.

6.-A raíz de lo anterior, puedes ir construyendo tu propio manual que, además, podrás consultar cuantas veces lo necesites hasta que simplemente deje de ser necesario. 

     Desde mi experiencia esto me ha resultado útil, no sólo en el ámbito de la escritura, sino también en el escolar y en el de las relaciones.

     Al principio me costó horrores asimilarlo y mucho más compartirlo, pero mi deseo de mejorar fue más grande y eso es lo que siempre debe impulsarnos para ser mejores y no estancarnos. 

     Reitero lo complicado que resulta, pero no es imposible y, cuando lo logras, en realidad los beneficios son mayores.


Sara  Tsuki




Entrada subida por


4 comentarios :

Hell yeah. Las críticas son un obligado en este mundo de escribir. Si bien es entendible ofuscarse al comienzo, uno debe moverse de ese punto y aprender a lidiar con ello. Yep, yep.

Buen post, Sara. [kisses, kisses, kisses]

Cuando recibí la primera crítica objetiva sobre mi trabajo no se imaginan cuanto lloré y me deprimi, aunque la persona que lo hizo tenia conocimiento del tema y me dijo: no te desanimes, sigue practicando, tienes talento. Aún así, como comentas en el articulo, fue un duro golpe para mi ego pero con el tiempo me he dado cuenta que las criticas son necesarias si realmente quieres mejorar y convertirte en un buen escritor.

Gracias a Dios jamás recibí una crítica que me destrozara el alma (en fanfics); sin embargo soy estudiante de Diseño y he recibido tantas críticas que ya no duelen, supongo que el paso más difícil es darte cuenta que no lo hacen por molestar o hacerte sentir mal, a su manera quieren ayudarte a mejorar.

Ahora me pregunto, ¿la gente debería aprender a criticar?; quiero decir he visto algunas chicas/os que no dicen las cosas de la mejor manera y creo que eso puede herir a tal grado que muchos dejen de lado la escritura D:

Y por cierto, ¡excelente tema para un artículo! ;)

Critiqué un fanfic muy popular en un fándom en español, pero fueron los mismos fans se dedicaron a regañarme y pedirle a la autora que no me hiciera caso. Mi crítica fue a la coherencia de su redacción, casi nula, y al mal uso de los tiempos verbales. No odio ese fic o a la autora, sólo quería decirle cómo mejorar su trabajo. Y creo que es por eso que muchos no nos atrevemos tanto a dejar críticas constructivas (como las mencionas, con una propuesta de solución) porque hay fándoms muy agresivos.

Publicar un comentario