LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

miércoles, 19 de junio de 2013

La suspensión de la incredulidad

XXI
La Suspensión de la Incredulidad.

         ¿Nunca te has preguntado cómo es que un Pokémon aprende y usa naturalmente ataques como terremoto o huracán sin afectar su ecosistema directamente? ¿No se te ha ocurrido pensar que las pastillas de chiquitolina del Chapulín Colorado rompen la ley de conservación de la materia? Si la respuesta es no, es porque tu suspensión de la incredulidad no te dejó verlo.

         Ya se ha mencionado algo similar en la entrada sobre la metaficción de Nekoki. La Suspensión de la incredulidad está relacionada, pues es lo que mantiene el pacto entre el escritor y el lector.

         La suspensión de la incredulidad es  cuando ignoras las imposibilidades físicas y lógicas de una obra de ficción porque sabes que no es real. Esto sucede porque al leer una historia la mente no está limitada a las leyes de la realidad, sino a las del universo ficticio.

         En otras palabras, una historia no tiene que ser realista, solo creíble e internamente consistente. Para escribir ciencia ficción no tienes que estudiar física, solo saber lo básico y tratar de hacer explicaciones creíbles y razonables. Para escribir fantasía, puedes inventar tu propio sistema de magia para adaptarse a las necesidades de la historia. Solo recuerda ser consistente.

         Algo más que debes saber es que los lectores creerán lo imposible, pero no lo improbable. Los lectores creerán que un personaje se pueda teletransportar por el planeta, pero no se tragarán que un asesino casualmente tuvo un infarto justo antes de matar al protagonista, o que el hacker adivinó la contraseña de la supercomputadora solo escribiendo letras al azar (en trabajos menos serios, esto puede ser usado por comedia, pero al ser comedia, también los hace entrar en la suspensión). Lo que es imposible en la vida real solo tiene que hacerse normal en el universo ficticio y, más que nada, mantenerse consistente.

Es cuando rompes la consistencia que terminas con la suspensión de la incredulidad. Puedes dar mil explicaciones de por qué la gran arma de magia de elfos necesita tres horas con cuatro segundos para recargar, pero si luego la usas dos veces seguidas sin explicación simplemente porque así haces avanzar la trama entonces ya hiciste algo mal.

Es comparable al principio de identidad (A=A). Una cosa es esa cosa y solo esa cosa (perdonen mi cosismo intencional), si explicas algo no puedes cambiarlo si no presentas una justificación que funcione dentro del universo. El arma de magia de elfo puede ser mejorada con ciencia del planeta naranja con hombrecitos morados para superar sus limitaciones si eso es realista en la historia.

Voy a terminar la entrada recordándoles la palabra clave para mantener la suspensión de la incredulidad: consistencia. Sean consistentes con las leyes y limitaciones de su historia para evitar romper la suspensión, y traten de dejar bien claro hasta donde llega lo «ficticio» de su universo.

Si tienen algo que decir, opinar, preguntar, agregar o sugerir, los comentarios siempre son bienvenidos.

Nos vemos luego.
____________________
 Entrada por

0 comentarios :

Publicar un comentario