LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

viernes, 1 de marzo de 2013

Errores comunes VII: El «ojiverde» y la «pelirrosa».

Algunos autores tienen miedo de repetir mucho el nombre de sus personajes, por lo que llegan a reemplazarlo innumerables veces dentro de sus textos.

Muchos de los «reemplazos» que se emplean actualmente en el fanfiction tienen que ver con la apariencia física del personaje (que, en muchos casos, ni siquiera se ha descrito antes). Desde el más alto y el más flaco hasta palabras inventadas como el ojiverde y la pelirrosa, que en el plano literario resultan inadmisibles. (La RAE sólo reconoce 'ojinegro', 'ojimoreno', 'ojizarco', 'peliblanco', 'pelirrubio', 'pelinegro' y 'pelirrojo', que es lo que probablemente dio pie a la invención de las demás opciones por parte de autores que no verificaron que dichas palabras existiesen realmente).

Lo primero que deben saber los autores que cometen este error es que no es necesario tanto reemplazo, pues los nombres son de las pocas palabras a las que no conviene buscarle «sinónimos». El lector aprende más fácilmente el nombre de un personaje que cualquier otra característica; relaciona mentalmente de forma más directa el nombre con el personaje que la característica con el personaje (sobre todo cuando hay varios personajes en escena). En otras palabras, lo identifica más rápido si se lo llama por su nombre, lo que facilita la lectura e impide posibles confusiones.

Para no repetir un nombre a cada momento, basta con saber «acomodar» las frases para aprovechar las ocasiones en las que puede hablarse de ese personaje como un sujeto tácito, y no intercalar constantemente puntos de vista: meternos con las acciones de María, después con las de Juliana, y después de nuevo con las de María, nos forzará a reiterar el nombre de María para que no se confunda con Juliana; podríamos probar entonces redactar lo de María por un lado, y lo de Juliana por el otro, para no tener que emplear referentes. 

Cada escrito brindará distintas posibilidades. Sólo no debemos olvidar que los reemplazos constantes tienden a marear, y que siempre es preferible volver a escribir el nombre del personaje en vez de recurrir a referentes que, a menudo, le restan profesionalismo al escrito.












11 comentarios :

Buena entrada, aunque hay que añadir que la RAE también reconoce la palabra peliblanco

Gracias por la entrada! :$ corregiré ese error de escribir: ojirosa, ojiverde... :$

Interesante. Tiendo a evitar escribir muchas veces el nombre de un personaje; tampoco me gusta usar aspectos físicos para referirme a mis personajes (solo para describirlos)
Voy a tener en cuenta lo de "acomodar" las frases a partir de ahora.

Este comentario ha sido eliminado por el autor.

Añadir que también reconoce pelirrubio/a.

Wow, yo soy de usar reemplazos como "el más alto", "el menor", etc... Voy a comenzar a tener esto en cuenta.

No suelo tener ese problema :) Aun así voy a poder evitarlo ahora sin ningún problema en caso de que pudiese ocurrir. Buena entrada

Duda... ¿Qué hay cuando los personajes de ocasión no tienen nombre? ¿Es necesario ponerles aunque solo aparezcan en pocas escenas?

Davey, depende de lo que consideres un personaje de ocasión y también de lo que haga en escena. Si es, por ejemplo, una persona que vende algo, simplemente puedes decir "el chico de la amasandería" o "el señor que vende el periódico" y cosas por el estilo. Si el personaje tiene alguna relación un poco más íntima con algún persona como un familiar que no aparece en la historia o que sólo aparece una vez u otras tantas, puedes decir "el tío de fulanito" o "la tía fulanita" o "los primos del sur". No es obligatorio que tengan nombres si puedes identificarlos por una característica única o especial.

Excelente consejo, yo suelo hacer eso por que no me gusta repetir nombres pero teniendo en cuenta esto evitare hacer eso de omitirlos. :)

Publicar un comentario