LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

domingo, 17 de febrero de 2013

Punto y coma

El punto y coma es un signo de puntuación que delimita un término medio entre la coma y el punto. Es decir, representa una pausa mayor que la de una coma, pero menor que la del punto. Sirve para separar enunciados semánticamente vinculados.


• Teníamos mucho que estudiar; al final, no hicimos nada.
• El lunes fuimos a la pileta; el martes, también.


También suele ir detrás de ciertos conectores (pero, aunque, por lo tanto), cuando el encabezado de la oración es extenso:


Creemos que es buena persona; no obstante, no todo es lo que parece. (Encabezado breve: «Parece, pero no es»).


En otros casos, este signo de puntuación es perfectamente reemplazable por una coma o por un punto (a veces, incluso, por dos puntos), sin que se altere realmente el sentido de la frase:


• Teníamos mucho que estudiar. Al final, no hicimos nada.


El «truco» para decidirse entre uno u otro se basa en:

• El nivel de estrechez de la relación semántica entre las oraciones que estaríamos conectando. Si es una relación muy estrecha, el punto y coma es recomendable. Si no lo es, el punto viene bien.
• La extensión de la oración, como lo que anteriormente se mencionó acerca del encabezado. Recuerden que los puntos finalizan una oración y, por lo tanto, deben aparecer prudentemente para que un párrafo esté compuesto de varias oraciones y no de una sola que sea larguísima; eso cansa y dificulta la lectura, por lo que el punto y coma no puede ponerse a cumplir la función del punto constantemente.


Por último, creemos importante mencionar que el uso obligatorio del punto y coma se da en las enumeraciones que implican comas de antemano:

• Compró manzanas, que eran las mejores de la temporada; plátanos, que, en cambio, se estaban pasando de maduros... 





 

0 comentarios :

Publicar un comentario